Ya tienen material de costura en Ségou gracias a los niños y niñas de Carmona

El pasado 8 de diciembre recibimos una carta de nuestra amiga misionera Ana Barba, responsable de la congregación de María Inmaculada en Ségou (Mali).

Todo empezó justo 3 meses atrás, con el inicio de las fiestas patronales de la ciudad de Carmona, la Novena. En concreto en la celebración que se realiza durante esos nueve días dedicada y protagonizada por los niños de nuestra ciudad.

Cada año realizamos gracias a la ayuda de los niños y niñas de Carmona y sus familiares un envío que va dirigido a una de nuestras misiones. Pues este año se propuso que todos los días se colaborase con material de costura (telas, agujas, papel de patrón, tijeras, elásticos, hilo…) para hacérselo llegar a la misión de Ségou. La respuesta fue tan grande que tras esos días conseguimos reunir un total de tres paquetes repleto del material que necesitaban en el centro de costura de Ségou.

Envío de los tres paquetes de material de costura hacia SégouDos meses más tardes del inicio de esta campaña, el día 7 de noviembre, tras haber clasificado con detenimiento y confeccionado las cajas y empaquetadas realizamos el envío mediante Correos, rumbo al centro de las religiosas de María Inmaculada de la ciudad maliense.

Tras un mes de espera por conocer si todo había llegado bien, Ana Barba, la responsable del centro nos envía esta carta:

Carta Ana Barba paquete costura

Este ha sido el resultado final de todo el esfuerzo que hemos realizado entre todo, la SONRISA:

La Asociación Juvenil Misionera ADÁFRICA agradece a todo los niños y niñas, familiares de los niños, organizadores de la novena de los niños el esfuerzo que han realizado y damos testimonio de la felicidad que ha supuesto su implicación. ¡Muchas gracias!

SUSPENDIDA I Contrarreloj Adáfrica

cartel contrarelojPor falta de participantes nos hemos visto obligados a cancelar esta actividad.

Esperamos que el próximo año podamos mejorar el evento para que sea más atractivo.

Damos las gracias a todas las personas que han querido colaborar como participantes (nos pondremos en contacto con ellos para entregarles la aportación que han realizado) y a las entidades Btt Carmona y al Club Ciclista Carmona por su disposición para ayudarnos en el evento. Así como al Exceléntísimo Ayuntamiento de Carmona que nos ha ayudado en la difusión del evento como en la confección de las bolsas.

Dos bonitos proyectos que cambiarán sus vidas

Edu y Mariángeles en el tren destino a Madrid para coger el avión

Hoy Edu y Mariángeles, dos de nuestros socios activos, y estudiantes de ingeniería mecánica y periodismo respectivamente; van a hacer un viaje que les cambiará su vida.

Iniciarán dos proyectos que se ejecutarán en el centro Wende Mi Tic (Ouagadougou) dirigido por nuestro amigo Alassane Kere.

Dos proyectos tan bonitos como interesantes. El que coordina Edu consiste en enseñar a arreglar y a montar en bicicleta a los niños del centro para facilitar su movilidad, pues es el medio de transporte más barato y eficiente que disponemos. Por otro lado, Mariángeles ejecutará un proyecto de correspondencia audiovisual, donde niños de Carmona y de Wende Mi Tic intercambiarán su vida cotidianidad y su cultura haciendo que ambas partes se enriquezcan de la realidad del mundo, y para que el proyecto tenga continuidad también les enseñará el manejo y procedimientos que deben de realizar para obtener un buen video.

Estos proyectos no habrían salido adelante sin la generosidad de muchas entidades y particulares: Martos Tobalo S.A., Aimar, donantes particulares y el gran esfuerzo de sus padres que se han implicado tanto como ellos en que el sueño de sus hijos sea posible.

Reconocimiento adafricano a las farmacias solidarias de Carmona

Durante la tarde del cinco de septiembre, el presidente de la asociación juvenil misionera Adáfrica, Vicente García, ha hecho entrega de un diploma de agradecimiento a las farmacias colaboradoras.

La ayuda de las farmacias de Carmona juega un papel vital en las misiones con las que coopera Adáfrica.

Vicente García, como representante de la asociación, otorga junto a otros dos miembros de la Junta la placa de reconocimiento para que quede constancia del agradecimiento de Adáfrica y las misiones por el apoyo desinteresado.

Las farmacias participantes a las que se les ha concedido la placa han sido:

Farmacia Lcda. Inmaculada Zabala Belloso

Farmacia Lcda. Mª Dolores Rodríguez Rodríguez

Farmacia Lcda. Pilar López Medina

Farmacia Lcdas. Elena y Cecilia López Medina

Farmacia Lcdo. Cecilio Jalón Sánchez

Farmacia Lcdo. Francisco Rodríguez Rodríguez

Farmacia Lcdo. José María Requena Sánchez

Farmacia Lcdos. Aurelio y Belén Mariscal Ruiz

Farmacia Lcdo. Juan Francisco Curiel López

Farmacia Lcdos. Isabel Caballos y Sebastián Mira

“La diferencia con Europa es el poco tiempo que tienes para estar, para ser”, Rosario Martínez

   El pasado sábado, 28 de junio, nos visitó la hermana y misionera Rosario Martínez, del centro de alfabetización y Escuela de Oficios ‘Religiosas de María Inmaculada’, en Bobo Dioulasso (Burkina Faso). Tras un breve recorrido por Carmona, nos dirigimos a la sede de Adáfrica, donde nos reunimos con el resto de Amigos de África, que venían de Lora del Río, Alcalá de Guadaira y Peñarroya.

   Una vez acomodados, Rosario nos cuenta su experiencia, que supera ya los 20 años en África. Por eso mismo, empieza comentando las diferencias entre la Burkina actual y la de hace dos décadas: “ahora noto que hay más sensibilidad en el tema de la formación porque saben que es la única esperanza de encontrar un trabajo, ha mejorado también la sanidad y las estructuras sociales. Hay más tierra cultivable, ayudas para gente que cultivan arroz o algodón y se ha prohibido construir en tierra, así que ahora las casas son un poco mejor”. En cuanto a la educación de las niñas, asegura que “hay mejora gracias a la mujer del actual presidente –Blaise Compaoré-, que ha dado facilidades para abrir escuelas y está muy comprometida con la causa femenina –ha hecho que la ablación este condenada con pena de prisión-. Además, algunos padres las mandan a estudiar porque allí pueden comer”. Sin desviarse del tema educativo, asegura que “hay más escuelas privadas que públicas, pero los certificados son públicos. El mismo examen para todo el mundo. Mismas facilidades para los distintos tipos de escuela”. Profundizando en su labor, habla de su centro y nos dice que “la mayoría de las niñas residentes son huérfanas o de familias con circunstancias difíciles a las que quieren dar en ‘matrimonios convenidos’”.

Rosario

   Como nuestra colaboración con el centro se basa en el envío de medicamentos, le preguntamos sobre cuáles son los más necesarios y responde que “los antidiarréicos, para el vómito y paracetamol, pero no aspirina, por el tema del paludismo, puedes dar una aspirina por una fiebre y mandarlo al otro barrio por una hemorragia interna. Los que no hacen falta son los ansiolíticos”.

   En cuanto a las diferencias entre la vida en África y Europa, asegura que lo más notable son “las prisas y el reloj, el poco tiempo que tienes para estar, para ser, para disfrutar con la gente de una conversación tranquila. Y también el respeto hacia las personas mayores”.

   Rosario, que vivió el conflicto en Malí, no podía irse sin contárnoslo. Así lo recuerda: “He sentido miedo en la guerra, pero nunca con la gente, todo lo contrario, siempre muy apoyada y respetada. La gente de la calle estaba asustada. Es un conflicto duro. No había reservas y todo empezó a cerrar y a faltar. Había angustia del mañana, de estar enfermo, ir al hospital y no encontrar ni un médico. La gente que tenía algo para vender, dejó de vender porque prefería guardarlo. Las gasolineras dejaron de vender gasolina. Esto se sabía que podía llegar a pasar, pero no se pensó que el golpe de Estado generara una reacción tan rápida y grave. A las chicas del centro se las devolvió a sus casas. La embajada nos dijo que abandonásemos la misión, pero no quisimos, nos tuvimos que ir -se cruzaron con los tanques franceses-, pero volvimos a las dos semanas porque las chicas tenían que volver a sus clases. Para poder hacerlo, firmamos un escrito quitando de responsabilidades a la embajada y a la Iglesia. Ahora el sitio está en alerta naranja y la situación está regular, los rebeldes siguen armados y muy organizados en el norte. Lo grave es que realmente están armados con el beneplácito de Francia y la ONU. Realmente es un problema de fronteras que se da desde la independencia y yo no les quiero dar mucho la razón, pero es que la tienen”. En cuanto a la intervención francesa, Rosario opina que “al principio, la intervención francesa fue buena, pero luego estuvieron demasiado tiempo. Ahora la presencia de los franceses es por el interés de las riquezas que hay en el norte. La unión africana debería tener más protagonismo que la armada francesa. La armada nacional está supeditada a la francesa, por acuerdos bilaterales entre los dos presidentes. No son más que colonialismos económicos”.

   Una de las cosas que más nos llama la atención son las Asociaciones de microcréditos, que se usan, sobre todo, para la escolaridad de los niños.

   En cuanto a los rasgos culturales de Burkina Faso, “la mayoría de la población es musulmana, pero la convivencia es buena, es raro encontrar musulmanes radicales e incluso hay matrimonios mixtos. Están más arraigados en sus tradiciones que en la religión. Por ejemplo, a pesar de no ser cristianos, el domingo no se trabaja. Se aprovecha para ir al mercado y es cuando más convives con la gente y las misas pueden ser de 3 y 4 horas”.

   Respecto al papel de las asociaciones, critica que  “algunas se están convirtiendo en un negocio”.

   Preguntada por los niños de la calle, responde que “ahora hay menos porque se fomentan las escuelas y las cantinas escolares. Pero está la mendicidad, práctica obligatoria con el marabú –iniciador a la religión musulmana-: por la noche estudian el Corán y por el día mendigan para sustentar al marabú y, si no traen nada de vuelta, el marabú les pega. Esos niños son muy  difíciles de retirar de la calle porque es la familia quien los entrega al marabú”.

   En cuanto a la prostitución, dice que “no existe abiertamente, la mayoría la ejercen las limpiadoras del hogar, a veces con consentimiento de la mujer, y el marido le paga un extra a final de mes. También chicas de institutos se van a la gran ciudad los fines de semana y vuelven con dinero para pagar la escolaridad y todo lo que necesitan. Es la conocida prostitución de lujo, cuyos principales clientes son los cazadores extranjeros”.

   En relación a este tema, hablamos del SIDA: “es abundante. Hay campañas de sensibilización e incluso se regalan preservativos. Los retro-virales son gratuitos. Cuando se hace una mujer el test de embarazo también se hacen el del SIDA. Las mujeres están muy sensibilizadas. Además, la consideran una enfermedad que trajeron los americanos, no propia”.

   Preguntada por otras enfermedades, como la meningitis, dice que “hay mucha reticencia con las vacunas porque hace muchos años hubo una campaña de vacunas para que los hombres  fuesen estériles -por América, control de natalidad- y todavía queda ese recuerdo y tienen miedo. Por eso sigue habiendo epidemias”.

Adafricanos con Rosario

   Por último, Rosario concluye contando que “existe todavía la inquietud de venir a España, la gente no sabe la realidad. Cuando ven las pateras creen que no han hecho lo que debían, ellos pagan visado, pasaporte… lo que no saben es que cuando llegan a altamar los bajan del barco y los meten en pateras. Como han pagado creen que vienen en buenas condiciones, pero muchas veces no son legales, y hasta que no están en altamar no se dan cuenta de que todo es papel mojado. Antes salen de Argelia o de Senegal en buenos barcos, luego en altamar los pasan a las pateras y le quitan los papeles, para que nadie pueda descubrir el hilo”.

   De esta forma acaba la interesante charla con Rosario, a quien estamos muy agradecidos y a quien deseamos lo mejor.

Visita de Rosario Martínez a Adáfrica

   La responsable del centro de religiosas María Inmaculada en Bobo Dioulasso (Burkina Faso), Rosario Martínez, visitará este sábado la Asociación Juvenil Misionera Adáfrica. En su primera visita a Carmona después de tantos años de colaboración, la misionera contará sus vivencias y se hablarán de proyectos comunes durante la mañana.

Rosario Martínez junto a sus alumnas

    Al encuentro también acudirán miembros de la Coordinadora Amigos de África-Andalucía, socios colaboradores de Adáfrica y antiguos miembros de la asociación.

   Está previsto que la convivencia se desarrolle entre las 11.00 y las 13.30 de la tarde, aunque luego se  compartirá un almuerzo con Rosario que, por su apretada agenda, no podrá alargarse demasiado.

Envío de medicamentos a las misiones de Segou y Bobo Dioulasso

Envío paquetes a Bobo y SegouHoy lunes, 2 de Junio de 2014 hemos realizado el envío de medicamentos a dos de nuestras misiones. Todo esto ha sido posible gracias a la participación de las farmacias de Carmona que cada mes nos donan medicamentos y a la participación de nuestros socios colaboradores que nos ayudan sufragando los gastos de envío. Esta vez el destino de los paquetes ha sido el Centro de las Hermanas Blancas en Bobo Dioulasso (Burkina Faso) y Segou (Mali), cuyas responsables son las hermanas Rosario Martínez y Ana Barba respectivamente.

Esperamos que en pocas semanas los paquetes lleguen a destino y que los pacientes de los centros de salud puedan ver satisfechas sus necesidades con estos medicamentos.

Os mantendremos informados.